domingo, 13 de marzo de 2011

Noche Cerca del Mar.

Cuando pienso en ti mi corazón comienza a latir, mi pulso se empieza a acelerar y mis piernas no dejan de temblar... Mis mejillas, más rojas son imposibles de estar, y en mi mirada, una flecha de amor se puede notar.
Tus manos se acercan a las mías, no lo puedo evitar, mi corazón no se calma, yo solo quiero grita. Tu mirada en mis labios me hace sonrojar, y con la fuerza de mi amor te quiero abrazar. 
Calmada escucho el sonido del mar, que esta noche estrellada, su fuerza nos vino a dar, quisiera estar contigo hasta la eternidad y que nada nos separará que nada fuera capaz de hacernos mal; En tus ojos veo mi reflejo, tranquilo y nervioso por igual, es culpa de la noche, que no quiere sacarme de encima, su gran pesar.
Tu sonrisa refleja la felicidad del lugar, como mi pelo se agita con el viento y nadie los es capaz de parar, en tus ojos puedo ver la brisa de nuestro andar, y como poco a poco nos vamos fundiendo en el mar.
A poco andar, me doy cuenta de la verdad, nuestros corazones ya no pueden esperar, simplemente piden amar y de una u otra manera, lo lograran.
La noche nos comienza a llenar y su fuerza poco a poco nos empieza a inundar y poco a poca la historia se empieza a acabar, porque los recuerdos se los llevaron, la luna, las estrellas y el mar... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada